Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro Once Upon a Time [Elite]
Miér Dic 26, 2012 3:12 pm por Invitado

» generacion merodeador//elite //NUEVO
Miér Nov 07, 2012 7:26 pm por Invitado

» The Magic Games (NORMAL)
Lun Nov 05, 2012 12:23 am por Invitado

» Magic Hogwarts - Tumblr. {Afiliación Normal}
Lun Oct 22, 2012 10:42 am por Invitado

» ¡¡**CONVOCATORIA STAFF**!!
Sáb Oct 20, 2012 8:39 pm por Narcissa M. Black

» ~Pide tu personaje~
Vie Oct 19, 2012 11:08 pm por Narcissa M. Black

» Travesura realizada (NORMAL)
Jue Oct 18, 2012 10:31 pm por Invitado

» Sólo por unas semanas
Vie Oct 12, 2012 5:11 am por James Potter

» Nowhere is Safe | Foro HP | Confirmación Élite
Miér Oct 10, 2012 10:32 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 52 el Mar Abr 05, 2016 2:17 pm.
PhotobucketImage and video hosting by TinyPicMuffliatto Party Is My Lofe

Ni dormir se puede en estos días.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ni dormir se puede en estos días.

Mensaje por Abigail L. Peters el Miér Oct 03, 2012 1:56 am

¿Quién fue el maldito que inventó que la gente debía de despertarse a las siete de la mañana? ¡Siete! Así no es raro que en la primera hora de clase andemos todos medio adormilados o directamente dormidos. Acababa de terminar mi primera hora de ese lunes, Aritmancia, no había escuchado ni un cuarto de lo que esa mujer dijo, estaba demasiado concentrada en no quedarme dormida sobre el enorme manual. De hecho creo que lo hice porque cuando el timbre del recreo sonó, me pareció más fuerte y molesto que de costumbre. Tendría que pedirle los apuntes luego a alguien o hacerle la bola a la profesora más tarde para que me comentara lo que me había perdido. Aunque eso no me preocupaba demasiado la clase, si no, las bolsas en mis ojos y la posibilidad que tenía de quedarme dormida en Herbolgía la siguiente hora. Alguien me sacudió el brazo, un chico de mi clase, eso hizo que finalmente me levantará de la silla, para caminar hasta la puerta con un idea vaga en mente.

No tenía ganas de ir a no hacer nada ¿Qué importaba si me saltaba una clase? Era de las primeras, nadie les prestaba mucha atención, además no podía concentrarme con tanto sueño, los ojos se me cerraban solos y lo mismo valía dormirme en un rincón abandonado del castillo que en medio de la clase. Al menos en el rincón me ahorraba las risas de los demás y que una de esas plantas de Sprout me comiera un brazo. Necesitaba un escondrijo, un lugar en el cual nadie entraría observar, no podía ir a la Sala Común porque algún alumno se chivaría o me echaría un regañón, los niños de primero podían ser muy cotillas y luego varios me mirarían con horror si se enteraban que prefería una siesta a una clase. Idiotas. Necesitaba un escondrijo, algo especial...

¡Bingo! Bajé las escaleras dando saltos, hasta llegar los Sótanos. Allí estaba, la puerta de la Lavandería. Apenas había unos pocos alumnos que conocían ese lugar y, cuando iban, seguro era para enrollarse con alguien, las únicas molestias en un lunes podía ser Peeves, porque si fueran elfos domésticos, no dirían nada. Recorrí el lugar con la mirada para asegurarme que nada me molestaría en la próxima hora. Miré el reloj , me despertaría justo para ir a comer y luego tendría las energías renovadas como para asistir a Transformaciones. Solo cruzaba los dedos porque no repararan demasiado en la lista que marcaba ausente, de todas formas tenía escusa para eso, ya que, estaban en un momento de gripe y muchos estaban ausentes por resfríos o cosas por el estilo.

Me acomodé un rincón e hice un boyo con las sábanas limpias, que me serviría de almohada. Iba a darle una buena bienvenida al mundo de los sueños, confiada que el toque de la campana para ir a almorzar me levantaría. Por supuesto no esperaba que la puerta se abriera tan pronto, no me había dado tiempo de perderme en mis sueños, que ya tenía los ojos abiertos como platos. Mieeerda, este lugar no lo tocan ni las arañas y justo hoy ¡Mierda! ¡Mierda! Desee que fueran solo dos tipos calentones y pudiera hacer el trato de "No vi nada, ustedes no vieron nada" Por las dudas comencé a maquinar escusas. Tratando de parecer normal comencé a poner mi almohada en uno de los tachos para la ropa sucia. Ni dormir se puede en estos días pensé con cierta molestia.
avatar
Abigail L. Peters
Gryffindor
Gryffindor

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 02/10/2012
Localización : Haciendo el vago en algún lado.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni dormir se puede en estos días.

Mensaje por Lily Evans el Miér Oct 03, 2012 2:41 am

Hay días en que uno simplemente quiere quedarse en su cama como una plasta y no salir jamás de ahí. Que ni si quiera tienes energía para cosas vitales como comer o ir al baño, donde estás agotado tanto física como psicológicamente. Bueno,hoy era uno de esos días y estaba que hechaba chispas. Había tenido una noche terrible, en primer lugar me había desvelado un poquito repasando las clases que habíamos visto ese día y cuando finalmente me iba a la cama y dormía un rato, me despiertan unas pesadillas terribles, donde era perseguida por dementores en el castillo, mis encantamientos no funcionaban y a quien pedía ayuda simplemente me ignoraba. No pude pegar ojo después de aquello, y cuando estaba apunto de caer rendida, un sonido me hacía abrir los ojos sobresaltada.

No se a que hora quedé dormida, pero pareció un minuto lo que dormí, ya que antes que lo notara, ya era un nuevo día. Con toda la furia del mundo me levanté, yo no era de esas chicas que faltaban a clase por tonterías, ni aunque me sintiera pésimo de salud o algo así. Yo cumplía con mis compromisos lloviera o tronara y hoy no sería la escepción. Me arreglé para mis clases como un zombie, poniendome el uniforme y la túnica demasiado lento antes de bajar y comer un pobre desayuno. Tenía tanto sueño que no me entraba la comida.

La primera clase del día fue Aritmancia, donde a pesar del cansancio pude responder unas cuantas preguntas de la profesora y ganar algunos puntos para mi casa, ahora seguía herbología. Ya estaba un poco más despierta y de mejor humor, una buena clase siempre despejaba mi mente de los problemas. Iba caminando en dirección a los invernaderos cuando de pronto algo me detiene. Un presentimiento conocido me embarga y me deja estática, siento como los engranes de mi cerebro empiezan a maquinar. Era mi instinto de prefecta el que se ponía en marcha, una habilidad para presentir problemas que se había desarrollado después de tantos dolores de cabeza causados por los "Merodeadores".

Sentí que mis ojos se achicaban y mi ceño se fruncía profundamente y así comencé a caminar obedeciendo a mis instintos. Antes de notarlo me encontraba en el sótano del colegio, con algo de desconfianza seguí avanzando hasta que me tope con la puerta. Saqué mi varita y en posición defensiva la abrí, al sentir algo duro, lo que supongo sería un cuerpo, apunté rápidamente aquél lugar con mi varita. "Si es una pareja porfavor que tengan ropa" rogué interiormente antes de toparme con...

-¿Abi?- pregunté confundida.
avatar
Lily Evans
P. G
P. G

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni dormir se puede en estos días.

Mensaje por Abigail L. Peters el Miér Oct 03, 2012 2:49 pm

De todas las personas que el maldito universo podía mandar, tuvieron que hacer aparecer justo a Lily Evans, que no importaba que me conociera desde el primer estúpido día, seguro me mandaba un castigo. Empecé a maquinar escusas, pero, ninguna que alguien con el cerebro de la pelirroja pudiera creerme, de hecho, hablando de ésta en particular, nunca se creía las escusas, como McGonagall, tenía el extraño don de conocer la verdad, aunque uno se esfuerce en mentirle. Terminé de poner las sábanas en el cesto y volví tirarme del cabello, esta vez, nerviosa. Me mandaron a vigilar a los elfos, no, esa era la peor escusa del planeta tierra, nadie te mandaba a vigilarlos, tal vez ayudarlos pero, ni siquiera eso podía decir, ya que, todo lo de allí estaba limpio.

Respiré hondo y con toda la mentirosa que tenía dentro, sonreí, no de forma exagerada, si no, de forma creíble - Lily, ¿qué haces aquí? ¿No tienes clase? —pregunté para desviar la atención de mi persona. Además, era una buena pregunta, no era normal que las prefectas perfectas se saltaran una clase, ni siquiera para atrapar a los jodidos que no iban a ella, vamos que al ausencia de Lily sería algo notorio. Merlín, merlín, merlín. Tal vez, mi nombre en la lista fuera algo de paso, algo en lo que nadie repararía pero, el de la pelirroja. Suspiré para tranquilizarme, ¿qué más daba? De todas forma yo ya estaba cagada en el tema y con ella harían la vista gorda porque era prefecta, y, sobretodo, porque había agarrado a la chica que se escapaba para hacer la siesta.

Me puse de pie y me restregué los ojos, con una actitud diferente, mucho más despreocupada, pensando en la dormida que me echaría cuando pudiera pisar la sala común. La miré de arriba abajo, y dibuje una pequeña sonrisa, yo podía tener sueños pero, Lily parecía a punto de desmayarse; la cara de confusión le cambiaba un poco, aun así cuando se pusiera seria parecería un inferi —¿Todo bien? Sin ofender pero, te ves fatal, deberías descansar —comenté recostándome levemente sobre una de las lavadoras—Hablando de descansar, yo debo hacerlo. Si me disculpas —amagué a salir, o, más bien, a escapar.

Era la forma más estúpida de intentarlo y, al mismo tiempo, la más casual, como si hubiera bajando a la lavandería de pura casualidad y, así de la nada, me llegará la luz para darme cuenta que no tenía que estar allí. Crucé los dedos para que estuviera lo suficiente, que estuviera lo suficiente cansada como para no notar que solo quería borrarme del mapa. Es que, sinceramente, no tenía ganas de un castigo -ya suficiente la semana pasada limpiando los orinales de la enfermería- y tampoco un regaño. Si no podía irme, iba a tratar de convencerla de que aveces es bueno saltarse una clase por la salud mental. Como último recurso tenía la super imposible, "soy tu amiga desde que tenemos once, ¿me perdonas?"
avatar
Abigail L. Peters
Gryffindor
Gryffindor

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 02/10/2012
Localización : Haciendo el vago en algún lado.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni dormir se puede en estos días.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.